Ahorra, haz una vida sostenible

¿Estás pensando en adquirir una nueva vivienda? Si es así, es un buen momento para comenzar una nueva etapa, en la que, ¿por qué no?, puedes integrar hábitos más sostenibles y ecológicos en tu día a día.  

El Observatorio de Sostenibilidad remarcó el aumento de 2,45 ºC de las temperaturas entre 1969 y 2018. Así que, ya que el cambio climático es un hecho indiscutible, pongámonos manos a la obra 🙂 

Desde Aliseda Inmobiliaria te ofrecemos algunos consejos sostenibles para que el impacto contaminante de nuestra existencia sea menor, a través de sencillas medidas que puedes poner en práctica en tu casa. Verás que no implican apenas tiempo y el ahorro de dinero, cosa que también nos interesa mucho, es significativo. 

La compra de alimentos y la cocina 

Una de las propuestas, para ser más sostenible, es observar cuánto comemos y comprar los alimentos justos y necesarios, para evitar que parte de ellos acaben en la basura. También podemos declarar la guerra al plástico y adquirir el hábito de llevar bolsas de tela en el bolso, para sustituirlas por las bolsas plásticas de los comercios, podemos adquirirlas en grandes portales o en pequeñas tiendas online

Además, podemos elegir tiendas en las que podemos comprar productos sueltos en lugar de consumir bandejas de porexpan y plástico film, son totalmente prescindibles. Aquí van unas cuantas de ellas:  

Un Mundo a Granel

Pepita y Grano

GranBibio

Calidad a Granel

La ducha 

Raro es que al abrir el grifo el agua salga a la temperatura que queremos. Dejamos correr el agua hasta que comenzamos a ducharnos. Y eso, no es nada sostenible. Te proponemos recoger en un cubo ese agua, que podrás usar después para regar las plantas o fregar los suelos. Y acuérdate de cerrar el grifo mientras te enjabonas.  

Los productos de limpieza y la lavadora 

Podemos recurrir a productos de limpieza ecológicos que no dañan el medio ambiente y que han funcionado toda la vida, a base de vinagre, sal o alcohol. De hecho podemos elaborarlos nosotr@s mism@s. También podemos comprar en tiendas de productos de higiene a granel. Además de cuidar la composición de los productos, se reciclan los envases de plástico. Para lavar la ropa, hazlo siempre a 30 grados, ya que en general se limpia igual que a temperaturas más altas y en cambio se consume la mitad de energía.  

Los electrodomésticos, enchufes y bombillas 

Es más que recomendable comprar electrodomésticos con certificación A+++ o como mínimo A+. Están preparados para ahorrar energía y contaminar menos. Más sostenible. Además, como actualmente todos los fabricantes cumplen esta normativa, encontrarás precios altos, medios y bajos. Existen también los enchufes inteligentes que detienen la corriente cuando los aparatos eléctricos están parados o en stand by (con el stand by se gasta un 7% de electricidad). Las bombillas, mejor de bajo consumo e idealmente LEDs, pues duran hasta 20 veces más que las incandescentes y no emiten CO2. 

La climatización 

Para tu nueva casa, considera la opción de poner ventanas de doble cristal. El ahorro en calefacción será enorme, además de aislarte de los ruidos. En ese sentido, la caldera no debe superar los 21 ºC y el aire acondicionado en verano puede estar a 25 ºC. Ambos aparatos darán un servicio óptimo sin abusar del gasto energético. 

Como ves, este tipo de medidas no requieren ni una gran inversión, ni demasiado tiempo para ponerlas en práctica. Si las implementáis en el núcleo familiar y vais todos a una, seguro que será más fácil emprender el camino hacia la sostenibilidad y el ahorro. ¡Ánimos! 

Article précédent

Ahorra más del 40% en tu factura de luz con simples acciones diarias. Apaga tu ordenador, usa bombillas de bajo consumo, controla la lavadora y mejora el aislamiento térmico de tu hogar. ¡Descubre cómo!

Ahorra más del 40% en tu factura de luz con simples acciones diarias. Apaga tu ordenador, usa bombillas de bajo consumo, controla la lavadora y mejora el aislamiento térmico de tu hogar. ¡Descubre cómo!

Article suivant

Mantén tu piscina en óptimas condiciones con estos consejos: ajusta el pH, usa cloro regularmente, añade líquido antialgas y cuida los filtros para un agua segura y limpia.

Mantén tu piscina en óptimas condiciones con estos consejos: ajusta el pH, usa cloro regularmente, añade líquido antialgas y cuida los filtros para un agua segura y limpia.