¿Qué supone la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria?

Adlai E. Stevenson, un político estadounidense de la primera década del siglo XX, afirmó que “el cambio es inevitable. El cambio para mejor es un trabajo a tiempo completo”. Y razón no le faltaba, porque el mercado inmobiliario está en continuo cambio y, aunque 2017 ha sido un año de calma para los mercados, la entrada del nuevo año con la posible subida del euríbor o la llegada de una nueva regulación pueden agitar los cimientos.

Estamos a punto de entrar en un contexto propicio para la solicitud de nuevos créditos hipotecarios. Una de las principales razones es la nueva Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario, que previsiblemente entrará en vigor en el primer semestre de este año.

¿Qué beneficios tendré al pedir una hipoteca?

Si estás buscando una viviendo y piensas pedir una hipoteca estás de suerte. El objetivo de la nueva normativa es darle una mayor protección al consumidor y acabar con algunos de los costes. Una de las medidas más interesantes para los nuevos hipotecados es que antes del día de la firma un notario le informará gratuitamente sobre las cláusulas que pueden perjudicarle, así como el resto de requisitos a los que se compromete al firmar el contrato.

Ley Hipotecaria

La reforma también traerá el abaratamiento de la cancelación anticipada y métodos para adelantar pagos más beneficiosos para el consumidor. El cargo será de un 0,5% durante los tres primeros años y de un 0 % a partir del cuarto. Por el otro, el coste será de 0,25% (antes 0,5%) durante cinco años y, de nuevo, 0% (antes 0,25%) a partir del sexto año.

Y si temes las operaciones vinculadas a la hora de contratar una hipoteca deja de preocuparte. Con la nueva ley hipotecaria las entidades no podrán condicionar la concesión del préstamo a la contratación de otros productos. Solo podrán incluir productos vinculados a las hipotecas si pueden demostrar que benefician al consumidor.

¿Y si ya tengo una hipoteca?

El texto está dirigido a nuevas hipotecas, pero algunos de los cambios tienen carácter retroactivo. Si tienes una hipoteca en vigor también pueden beneficiarte del cambio. Si estás pensando en cambiar de tipo variable a fijo estas de suerte porque con la nueva ley inmobiliaria será más barato.

Y es que desde el Ministerio de Economía consideran que los tipos de interés negativos son una excepción y que lo más probable es que en un corto periodo de tiempo los intereses vuelvan a terreno positivo. De este modo, se espera que el volumen de hipotecas fijas aumente con la puesta en marcha de la nueva ley hipotecaria.

Ley Hipotecaria

Pero no son todo buenas noticias. Desde algunos sectores piensan que los intereses de los préstamos subirán por el aumento de costes que esto supone para la banca. Sin embargo, otros analistas o la Asociación Hipotecaria Española (AHE), señalan que es pronto para saber cómo afectará al sector y señalan que la mayor competencia entre entidades puede hacer que esa subida de precios sea más contenida.

Si te ha interesado esta información y quieres estar al día del mercado inmobiliario suscríbete a nuestra newsletter.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies